Soy infiel a mi pareja y no me arrepiento

Soy infiel a mi pareja y no me arrepiento. ¿Es normal? ¿Es moral?

Ser infiel no es un pecado, es una falta de confianza a nuestra pareja o cónyuge.

Realmente somos libres y podemos tener relaciones sentimentales y sexuales sin que el hecho de que tengamos un determinado estado civil o relación de pareja pueda impedirlo.

La consecuencia lógica de que seamos infieles es que nuestra pareja decida terminar la relación, pero cada vez son más frecuentes las infidelidades mutuas.

Cada vez son más personas las que afirman que son infieles a su pareja pero que a pesar de ello no existe arrepentimiento.

Esto es un claro síntoma de que su relación ya estaba acabada hasta tal punto de que no siente remordimiento.

No siente que esté haciendo algo mal, todo lo contario, puede existir una infidelidad voluntaria, deseada y consciente.

Soy infiel y no me arrepiento

Quiero ser infiel y no me siento mal:

Quiero ser infiel y no me siento mal.

Cada persona es dueña de su vida, es por ello que cada uno tomamos nuestras propias decisiones e igualmente debemos de asumir las consecuencias de las mismas.

¿Se puede ser infiel por imprudencia o por descuido?

Evidentemente las infidelidades suelen ser conscientes y queridas, sin perjuicio de que pasado el tiempo pueda hacernos sentirnos mal o bien dicha infidelidad.

Podemos habernos equivocado en ser infieles pero si realmente hemos querido conscientemente dejarnos llevar y ser infieles y nos sentimos mal, podemos sacar muchas conclusiones.

Quiero ser infiel:

Quiero ser infiel quiere decir que deliberadamente una persona desea relacionarse con otra persona a pesar de mantener una previa relación sentimental.

Ahora existen relaciones de poliamor o relaciones abiertas que permiten que no sólo se mantengan relaciones entre los miembros de la pareja, sino además con otras terceras personas.

La clave es que se realice de una manera sincera o con ocultamiento.

Lo más habitual es que la infidelidad no sea conocida por nuestra pareja pero siempre suele existir una duda de confianza.

¿Habrá notado mi pareja que he sido infiel?

¿Mi pareja está siéndome infiel?

Es una duda recíproca que se puede generar por pérdida de confianza en la relación de pareja o matrimonial.

Cuando esto sucede es que algo anda mal, pues no suele existir problemas de confianza e infidelidades en relaciones que funcionan. Tal vez esto será lo más importante.

No me siento mal:

Una infidelidad no tiene que hacernos sentirnos mal necesariamente.

Si hemos querido ser infieles y después no nos sentimos mal, evidentemente es por haberlo querido hacer.

¿Lo volverías a hacer?

¿El motivo es que tu pareja no te satisface?

¿El motivo es la atracción de nuestro amante?

¿Sería infiel con otros u otras amantes?

Si quieres ser infiel y no te sientes mal por ello, lo que debes haces es replantearte tu matrimonio o relación de pareja y tomar la decisión acertada.

Si quieres mantener una relación de pareja y otra de infidelidad, lo más saludable y justo sería dejar la relación actual y empezar otro proyecto de vida.

Quiero ser infiel

Soy infiel a mi pareja y no me arrepiento.

Quiero ser infiel y no me siento mal, el resumen, la vida que tienes no es la que quieres y hay que modular ambas, la vida que se quiere y la vida que se tiene.

De tomar la decisión de tramitar el divorcio, que sea amistoso, si quiere puede acceder al siguiente enlace: Formulario de divorcio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.