¿Un bebé puede arreglar un matrimonio? 👶

Tener un hijo para salvar mi matrimonio con problemas
Arreglar problemas de pareja teniendo un niño

Es muy frecuente que parejas y matrimonio en crisis sentimental consideren que los problemas que en ocasiones les separan pueden arreglarse si tienen un hijo que les unirá y arreglará los problemas.

¿Eso es verdad?.

Esta demostrado que no es verdad, pero lo que es mas, desde el punto de vista de nuestro despacho de abogados se trata de una decisión muy egoísta, pues dos personas que no saben gestionar su relación sentimental consideran que el nacimiento de un niño común arreglará sus diferencias.

Normalmente es todo lo contrario, de manera que la decisión de tener un hijo no es por el deseo de traer al mundo a un hijo común para darle lo mejor de sus vidas, cuidarle y quererle, sino que es la herramienta con la que se aspira a solucionar un problema de pareja.

Evidentemente cualquier persona en estas circunstancias también dirá es que también lo quieren tener, que es su deseo,

Tenerlo para arreglar mis problemas de pareja
Tener un hijo es un regalo

Un niño es la responsabilidad mas grande de la vida de una persona, y lo primero que se debe de tener en consideración, es, ¿con quien voy a tener mi hijo?.

El padre o madre de nuestro hijo condicionará toda su vida y la nuestra.

No se debe pretender tener un hijo por llenar esa necesidad personal pero pretender que además el otro progenitor sea como pretendemos.

La decisión de tener un niño:

Es una elección para toda la vida, y si tenemos problemas de pareja debemos de tener en cuenta que lo que estamos haciendo es unirnos a esa persona de por vida al tener un hijo común, compartido.

Por naturaleza los hijos suelen convertirse en lo que mas vale de la vida de una persona, pero si la relación con el otro progenitor no es adecuada tal vez la situación para nosotros no sea la que hubiéramos querido, y la educación y crianza del hijo tampoco será la que debería ser por tener discrepancias y conflictos entre pareja.

Pareja en crisis:

Cuando una pareja no funciona no se debe de complicar la vida a nadie, a un hijo por concebir y nacer que no tiene culpa de nada de la falta de sintonía de pareja, y que si ya se está considerando que la relación va mal sin hijos, con la responsabilidad que requiere tenerlo, normalmente los conflictos aumenten no debiéndonos engañar pensando que “necesitamos tener un hijo para arreglar nuestros problemas de pareja”.

Se debe de ser valiente y sincero y arreglar los problemas de pareja por uno mismo o con profesionales, pero no traer a un niño al mundo con la misión de unir algo que no es hasta la fecha del todo compatible, pues reiteramos que desde nuestro punto de vista y dicho sea con respeto, es la decisión mas egoísta que puede existir.

El niño se debe de tener con una persona que cumpla con aquello que queremos para nuestra vida y la de nuestro hijo.

La responsabilidad de ser padres:

No es cuestión de que sea mas o menos agraciado (guapo, alto…etc) sino que tenga unos valores, que sea lo suficientemente responsables y maduro, que esté preparado, que tenga un proyecto de vida que permita darle calidad de vida a nuestro hijo.. etc.

No se trata de tener un hijo para arreglar los problemas de pareja, pues normalmente empeorarán y después de la ruptura tendremos nuevas parejas con las que tal vez si hubiéramos querido comenzar ese proyecto familiar y nos sentimos vinculados a la persona que menos queremos estar vinculados.

Las parejas deben de reforzarse o terminarse de manera valiente, pero no justificar que se va a tener un hijo para que nos ayude en nuestra vida sentimental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.