Quiero volver con mi expareja 😍

Volver con mi ex pareja

En muchos matrimonios alguno de los cónyuges aún sigue queriendo estar con una ex pareja.

Durante la relación matrimonial se tiende a caer en la monotonía y tal vez tender a acordarnos de lo bueno que vivíamos cuando estábamos con una relación anterior.

Hay una tendencia básica por naturaleza de dejar de valorar lo que tenemos para valorar otras cosas incluso de anteriores relaciones.

Habrá que plantearnos lo que de verdad queremos y lo que no.

Muchas personas no sólo tienen en cuenta lo que quieren sino lo que pueden conformándose con una vida en la que tal vez no sean plenamente felices.

Verdaderamente deberíamos de luchar por estar con quien queremos estar sea posible o no, y no acomodarnos a personas con las que sepamos que no tenemos un futuro deseado.

Si buscamos lo que de verdad queremos al final lo acabaremos teniendo sea con nuestra anterior pareja o con otra persona que conozcamos o podamos conocer.

Lo más importante es la actitud y predisposición de volver a compartir una relación con plenitud e intensidad.

Normalmente la tendencia a regresar con una ex pareja sólo es un aviso de que con nuestro marido o mujer no somos realmente felices.

Si pretendemos volver con nuestra ex pareja sin arreglar aquello que hizo que dejáramos la relación tenemos todas las papeletas para volver a entrar en una relación que vuelva a acabar.

Tal vez debemos de estar con otra persona pero hay que sopesar si la persona acertada es nuestra ex pareja.

Doble vida:

La opción de llevar una doble vida es muy frecuente pero esa vida clandestina hace peligrar ambas relaciones, la de nuestro matrimonio y la de nuestro amante sea nuestra ex pareja o una tercera persona.

Lo más correcto es y hacer bien las cosas para no quedarnos solo o sola y no poder disfrutar ninguna de nuestras relaciones.

Lo correcto es decirle a nuestra pareja que queremos darnos un tiempo y de ser posible tratar de aclararnos relacionándonos con nuestra ex pareja u otras personas por las que nos podamos sentir atraídos o atraídas.

El problema es que en la práctica esto es muy complicado, ¿por qué?, por ser un “bombazo” el hecho de que se sea sincero y se le pueda decir a nuestra pareja que necesitamos pensarnos lo que queremos. Esto suele suponer un mazazo que deteriora la relación de confianza.

Cada persona sabe cómo es nuestra pareja y ex pareja y como van a reaccionar, pero el problema lo tenemos nosotros mismos que no nos aclaramos.

Tal vez nos gusten algunas cosas de una persona y otras de otra, pero no podemos mezclarlas, pretender cambiar a las personas ni buscar una persona perfecta, pues evidentemente nosotros somos los primeros que tampoco lo somos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.