PRUEBAS: TESTIGOS, GRABACIONES, LLAMADAS, MENSAJES

PRUEBAS: TESTIGOS, GRABACIONES, LLAMADAS, MENSAJES:

 

La infidelidad es una actuación personal, no jurídica, pero muchos de nuestros usuarios y clientes nos indican, “tengo pruebas de la infidelidad de mi marido o mujer”, ya sea por testigos, grabaciones, llamadas, mensajes… etc, o incluso detectives privados, lo que era muy útil anteriormente en los procedimientos de separación o divorcio anterior al 2005 pues existía la causa de divorcio, suprimiéndose a continuación, de manera que la causa del divorcio (sea infidelidad, o cualquier otra), es indiferente en proceso judicial, pues la infidelidad es perfectamente legal, moralmente es reprochable, pero no existe sanción civil o penal al respecto, más allá de las consecuencias inherentes, la ruptura en la vida real, y la petición de la separación o el divorcio en el plano jurídico.

 

Realmente las pruebas de infidelidad son importantes en el ámbito social, para poder acreditar la realidad de lo sucedido, tanto a uno mismo, como al cónyuge infiel, y terceros si fuera necesario, pero no podrán suponer ningún tipo de ventaja en el procedimiento judicial, pues aunque cueste entenderlo, el matrimonio (al igual que las parejas sin matrimonio) se basa en la relación de confianza, desde el momento que existe una infidelidad, lo que se pierde precisamente es eso, la relación sentimental personal que se basaba en el amor, y el respeto, perdiendo gravemente la confianza, que es lo más grave, pues supone una brecha respecto del proyecto de vida común.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.