Mi novio me ha dejado

Mi novio o novia me ha dejado, es una frase que se suele repetir varias veces en la vida de cualquier persona.

Normalmente no mantenemos una relación para siempre sino que se van sucediendo diversas relaciones sentimentales en las que con sus peculiaridades empezamos y terminamos relaciones con los consiguientes altos y bajos emonionales.

Cuando se comienza una relación sentimental solemos pensar que será para siempre, que es la definitiva. En cambio en la mayoría de los casos por desgracia no es así.

Según un estudio, la media de parejas, entendiendo por ellas aquellas personas con las que al menos se comparte una relación estable, es de más de 5.

Por ello, siendo conscientes de que no se puede generalizar, con una ruptura no se acaba el mundo, sino sólo el mundo compartido y creado entre dos que pasará a ser individual.

Tenemos que perder el miedo a la soledad y a estar solos.

Me ha dejado mi novio o pareja y no se qué hacer.

No podemos sentirnos tan vacios que cosifiquemos la relación y llegue al punto de no saber qué hacer con nuestra vida sin nuestra pareja.

Debemos de ser en primer término personas plenas de manera individual y después compartir una parcela de nuestra vida para que sea mejor para los dos miembros de la pareja, pero no desde la necesidad y dependencia, pues es insano y en muchos casos esa inseguridad nos lleva a la pérdida.

¿Le pido otra oportunidad a mi exnovio?

Las segundas vueltas dicen que nunca son buenas pero depende mucho de cómo se haya terminado la relación.

En la mayoría de las rupturas la decisión final se toma después de haber pasado un largo tiempo dándole vueltas y llegar a la conclusión de que la relación ha dejado de ser viable.

En el momento de la ruptura en muchos casos la relación se deteriora tanto que se limitan las posibilidades de tener una segunda oportunidad para la relación.

Por ello, en el momento en el que decimos “me ha dejado mi novio o novia” lo que debemos de hacer es pararnos a pensar en los motivos por las que se ha perdido aquello que en su día se quiso compartir.

No podemos llegar a saber realmente lo que piensa nuestra pareja con independencia de lo que nos diga.

¿Por qué?

Por el simple motivo de que en ocasiones las personas no se atreven a decir lo que piensan e incluso en otras no son capaces de transmitirlo o entenderlo correctamente.

La conclusión de este artículo debe de ser que las decisiones y reacciones no deben de realizarse en caliente, pues nos pueden llevar al arrepentimiento para el resto de nuestra vida y a la pérdida errónea de aquello que tenemos o que podíamos al menos mantener de otra manera.

Hay muchas parejas que después de estar meses e incluso años separados deciden volver a estar juntos.

¿Le pido entonces otra oportunidad a mi novio?

La recomendación sería dejar claro aquello que queremos.

No podemos evitar que nos dejen pero si podemos dejar claro si nosotros sí que queremos, o no, mantener la relación, siendo conscientes de que los momentos y las personas somos limitados.

Tenemos que respetar la decisión de dejar la relación de nuestro novio o novia, pero también dejar claro de que eso supone un riesgo de perdernos, nosotros al no haber tomado la decisión, realmente no perdemos nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.