Mis hijos y la pareja de mi ex 👦👧

No quiero que mis hijos estén con la nueva pareja de mi ex, ¿qué hago?.

Mi ex, su pareja y nuestro hijo

Nos guste mas o menos nuestra ex pareja tiene derecho a rehacer su vida con total libertad. De hecho uno de los principios básicos del divorcio es poder rehacer las respectivas vidas por parte de ambos cónyuges.

El argumento que se suele utilizar de contrario es que con la vida propia puede hacer lo que quiera, pero no en los momentos en los que esté con nuestro hijo común.

Se presupone que en los momentos de compañía con el niño o niña tenga que ser diligente y eso es cierto, pero, ¿por qué existe una tendencia a presuponer también que la nueva pareja de nuestro ex no es adecuada?.

Los peores casos se producen cuando pensamos (sea cierto, o no) que la nueva relación sentimental de nuestro ex ya existía durante nuestro matrimonio. En esos casos mezclamos temas y reproches por no saber separar la ruptura y entender que la infidelidad es legal en España.

Se rompe la relación de confianza y comienza una nueva vida separados sin que ello suponga que nuestro ex sea negligente en cualquier ámbito de la vida y menos aún en lo que se refiere a los cuidados de los hijos comunes.

Existen múltiples factores emocionales que inciden y que debemos de dejar a un lado en todo cuanto esté de nuestra mano:

Celos:

Celos de pareja de mi ex

La tendencia natural a mostrar oposición respecto de una nueva situación de nuestra pareja con una tercera persona de la que no sabemos nada.

La información que nos comienza a llegar puede ser positiva o negativa, y en ambos casos nos puede producir una reacción destructiva.

Cada persona tiene que equivocarse por si misma en su caso y no podemos meternos en las decisiones de la vida íntima de nuestra ex pareja.

Cuando estamos con nuestra pareja hay cosas que vemos en él o ella que no nos terminan de agradar. Cuando lo vemos en otra relación posterior de nuestro ex puede ser aún peor.

Es típica la situación en la que los padres tienen que hacer un esfuerzo económico por cubrir las necesidades de los hijos comunes, y cualquier gasto prescindible que vemos que realiza nuestro ex nos parece un despropósito.

Regalos de ex pareja

Tendemos ver como un error, como que no quiere lo suficiente un ex a su hijo cunado realiza un gasto conocido públicamente con su nueva amiga o amigo sentimental: Un viaje, una cena en un lugar caro, ropa de marca, coches, regalos…etc.

Cada persona debe de tener clara sus prioridades y a veces es difícil de compatibilizarlo. No podemos criticar la vida de nadie, solo tratar de cubrir las necesidades de nuestros hijos como consideramos mejor cuando está con nosotros y tratar en la medida de lo posible de propiciar que nuestro ex no deje de cubrir las necesidades básicas.

Nueva pareja de mi ex con niños:

En ocasiones cuando se rehace la vida con una nueva pareja que también tiene hijos la situación es aún peor, pues existe una tendencia natural de criticar los gastos y atenciones con los hijos de la nueva pareja por considerar que supone una desatención de los hijos propios.

Una cosa no debe de suponer necesariamente la otra, cada caso es diferente, pero el buen padre o madre no es la persona que paga sus gastos o le lleva y trae o alimenta, eso es el punto de partida, el buen padre o madre es quien de verdad se implica como prioridad en la vida de sus hijos.

Si por desgracia no tiene como prioridad nuestro ex a los niños tal y como nos gustaría suele ser un error tratar de obligarle «a la fuerza». Los adultos a veces somos como los niños pequeños y cuanto más nos dicen como tenemos que hacer una cosa, menos la hacemos.

Rechazo:

El sentimiento de rechazo a que nuestro hijo se relacione con la pareja de nuestro ex es inherente al ser humano. A veces se puede llevar mejor y aparentar cierta normalidad pero depende mucho de la personalidad y circunstancias familiares.

Por desgracia tenemos a compararnos con todo lo que nos rodea y necesitamos sentir que tenemos la situación bajo control. Necesitamos sentir que tenemos autoridad y se nos valora y por ello hay rivalidad respecto de nuestra ex pareja y su nueva pareja.

Rechazo a pareja de mi ex

Tanto si la nueva relación es reciente como si es un proyecto asentado cabrá el rechazo a sus costumbres y decisiones. Si nos ha costado entendernos con nuestro ex y hemos llegado a separarnos teniendo hijos comunes, a no ser que la nueva persona sea razonable, la situación se complicará.

En función de cómo nos vaya la vida a nosotros mismos y nuestra estabilidad personal también llevaremos mejor o pero la relación. En función de cómo les vaya a nuestro ex y la nueva pareja también supondrá una mejor o relación por nuestra parte:

  • Cuanto mejor nos vaya a nosotros y peor a nuestro ex mas fácil será la relación.
  • Cuanto peor nos vaya a nosotros y mejor a nuestro ex mas complicado será la relación.

En cambio y por desgracia normalmente a nuestro ex le pasa lo mismo con nosotros y es por ello que se crean nuevos modelos de familia que en algunos casos se complica muchísimo sin necesidad por no saber respetar las decisiones de la vida de nuestra ex pareja.

Las comparaciones son odiosas e innecesarias.

Inseguridad:

Inseguridad de mi ex

El hecho de que nuestro hijo o hija se relacione con la pareja del padre o madre, no quiere decir que se nos remplace. La pareja de nuestro ex marido no es ni será nunca la madre de los hijos ni la pareja de nuestra ex mujer será el padre de los hijos.

Los niños deben de criarse en un contexto de cariño y protección para lo que toda ayuda y apoyo debe de ser bienvenida.

No se trata de competir por ver quien es mejor en cada cosa. Todas las personas son importantes en su justa medida y desde el tipo de relación que tienen con los niños.

Los niños deben de relacionarse de la manera mas natural posible con las relaciones y entorno de nuestro ex y es por ello que desde nuestro punto de vista no debemos de influenciar negativamente pues de realizarlo, a medio plazo suele suponer un daño para el niño e incluso para nosotros mismos.

Falta de confianza en nuestro ex:

Falta de confianza nuevas parejas

Tendremos muchos motivos para desconfiar de nuestro ex, por algo nos habremos divorciado. A pesar de ello, lo que haya pasado en la relación de pareja no debe de ser un obstáculo para poder atender correctamente a los hijos comunes.

Tal vez no sea perfecto o perfecta, pero realmente nadie lo es. Cada persona hace las cosas lo mejor que podemos y en muchos casos hay que confiar en la persona con la que hemos decidido tener un hijo pues tiene que ir mejorando poco a poco, y evolucionando. Hay que dar un voto de confianza.

Un hijo no es una propiedad y es por ello que a veces comerá cosas que no nos gusta del todo, tendrá ciertos hábitos y costumbres que podrían ser mejores a nuestro juicio, no realizará las tareas escolares tal y como nos gustaría o creemos que debería ser… etc, pero en ningún caso ello debe de ser un obstáculo para la relación paternofilial.

Todo lo contrario, debemos de tratar de facilitar la relación de nuestro ex con los hijos y con todo su entorno, nos sea de mayor o menor agrado. Lo desconocido da miedo y es por ello que existe una desconfianza natural a la nueva pareja pero cuanto mas normalizada sea la situación mas simple y fácil será la adaptación a las nuevas circunstancias familiares.

En muchos casos la tensión es tan grande que sin que exista un problema real todo va de mal en pero sin saber muy bien el motivo con un sin fin de malentendidos y enfrentamientos innecesarios.

Soluciones y opciones legales:

Salvo que la situación sea grave por poder suponer un riesgo para nuestros hijos no debemos judicializar la situación. Tenemos que hacer «de tripas corazón» como se suele decir.

En la sentencia de divorcio ya existirá una regulación y evidentemente en la misma no se suele hacer ningún tipo de referencia a nuevas parejas. Salvo que podamos acreditar una situación grave la actuación ante un Juzgado será muy complicada.

Depende de cada uno de los progenitores actuar diligentemente por uno mismo y permitir la relación con nuestros hijos con nuestra nueva pareja cuando ello sea positivo. En caso de dudas lo mejor es consultar nuestro caso a un psicólogo y/o abogado experto en causas familiares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *