Infidelidad como enfermedad 🙃

La infidelidad no está en ningún caso catalogada o diagnosticada como enfermedad, demencia, trastorno o patología.

Por ello la infidelidad no puede verse en ningún caso como una enfermedad.

La infidelidad es hecho que consiste en faltar a la vinculación de confianza que existe con una pareja sin su consentimiento y tener relaciones sentimentales o sexuales con otra persona.

Requisitos de infidelidad:

Al no tratarse de ninguna figura jurídica (pues la infidelidad es legal aunque no sea moral) no existen requisitos propiamente dichos pero si circunstancias concurrentes.

Relación de confianza:

Tener una relación sentimental formal que excluye por incompatibilidad la concurrencia de otra relación sentimental simultanea.

Previa:

Evidentemente no cabe la infidelidad previa a la relación sentimental. Cuando dos personas se están conociendo no son pareja y por tanto no existe relación de confianza.

Es frecuente la situación en la que una persona está conociendo a varias como considera oportuno sin comprometerse con ninguna lo que no constituye infidelidad.

Vigente:

Es muy frecuente la situación de parejas que van y vienen. Que entablan relación, la dejan, la vuelven a retomar, lo vuelven a dejar… y así sucesivamente.

Evidentemente si la relación con una tercera persona se ha tenido en un momento en el que la pareja no está junta no es infidelidad aunque después vuelvan.

Los celos y disputas en ocasiones nos llevan a exigir fidelidad con un matiz posesivo, lo que estropea aún más la situación.

Relación con otra persona:

Es indiferente el sexo, edad o tipo de consumación.

Lo importante es que exista un quebrantamiento del pacto de confianza que exista en pareja.

Pueden existir muchas manifestaciones muy diferentes de infidelidad:

Tener relación sexual:

Consumación de cualquier tipo, desde un beso a una relación sexual completa.

Tonteo:

Mensajes, miradas, llamadas… etc.

Ahora con el whatsapp se ha disparado el tonteo entre personas con pareja y sin pareja.

Se publican fotos en las redes sociales, se comparten, se siguen…. etc.

Es tan fácil entablar relación que en muchos casos cuando una relación no pasa por un buen momento los miembros de la misma se refugian en la fácil relación con terceras personas.

Tener relación emocional:

No es necesario el tonteo ni la consumación para considerarse infidelidad.

El contar cuestiones íntimas o llegar a superar el nivel de confianza de amistad para ser uno más estrecho propio de parejas constituye en ocasiones la infidelidad más grave.

Adicción al sexo:

El sexo es sano, positivo y necesario para las personas.

Adicción al sexo

El problema es la degradación del sexo de manera que pase a superar la capacidad volitiva de una persona.

Existen personas que viven por y para el sexo.

Esto es algo maravillosos si se realiza con respeto y las relaciones sexuales se mantienen con respeto a todas ellas y de una manera mutuamente gratificante.

El problema es cuando existe una relación formal y otras relaciones clandestinas que se acaban yendo de las manos.

Debemos de ser realistas. En España existe una creciente cuota de divorcios y separaciones de matrimonios y dentro de los mismos la causa de infidelidad está presente en más de la mitad de los casos.

En ocasiones la infidelidad sólo es la parte visible de otros problemas, la válvula de escape.

En muchos casos no tenemos adicción al sexo sino insatisfacción en la esfera sexual o cualquier otra.

Por ello lo mejor en casos de posible adicción o problemas con el sexo es ir a un sexólogo o sexóloga.

Son profesionales que pueden ayudarnos a disfrutar de una manera sana y consciente de nuestra sexualidad.

La infidelidad es relativa cuando en los miembros de la pareja deciden lo abierta o cerrada que es a tener relaciones con otras personas.

Si se opta por tener una relación sentimental abierta y la otra persona lo conoce y consiente evidentemente no existirá infidelidad pues no se romperá ningún principio de fidelidad ni confianza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *